Si quieres generar más ventas, posiciónate en internet

La transformación digital es  una obligación para las compañías que quieren ser competitivas ya que con la digitalización se incrementa la productividad, la eficiencia y la competitividad.

Si tu empresa se encuentra en pleno proceso de digitalización te dejamos con algunos consejos a tener en cuenta.

  • Estructurar un plan individualizado y establecer una estrategia acorde con los retos que plantee la compañía ofrece oportunidades de negocio. Se trata de elaborar un proyecto donde el cliente sea el centro de la transformación. La digitalización debe ser una obligación a largo plazo en la que se implique a toda la estructura de la empresa.
  • El primer ejecutivo debe ejercer de líder digital para orientar y dirigir todo el proceso. Debe apoyarse siempre  en un equipo de perfil multidisciplinar con habilidades y conocimientos comerciales, operativos y tecnológicos. Los ejecutivos deben ser quienes fomenten los retos que supone la transformación digital.
  • Desde la dirección de las compañías se debe apostar por una innovación abierta que genere nuevas oportunidades de negocio. También, por la colaboración con terceros que permita establecer sinergias estratégicas. Todo esto soportado por la disponibilidad de equipamiento y talento que pueda soportar este cambio
  • Para poder llegar a todos los públicos es necesario establecer puntos de contacto digitales. El objetivo es establecer una comunicación sencilla basada en la omnicanalidad.
  • Se debe tener en cuenta la importancia de la recogida de información interna y externa. El análisis de estos datos permite mejorar las relaciones con los clientes atendiendo de forma eficaz a sus necesidades. Es un proceso que debe estructurarse para facilitar la generación de productos y servicios óptimos
  • Es muy necesario avanzar hacia una cultura digital dentro de la compañía. Liderada, como ya hemos dicho anteriormente, por su CEO. La flexibilidad, la creatividad y la agilidad, son características que han de estar presentes y deben ser incitadas por la directiva.
  • Analizar y medir el nivel de digitalización es fundamental para afrontar la transformación digital. Observar la evolución ayuda a corregir errores y desviaciones que puedan estar dándose en las compañías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *